Skip to content Skip to footer

Qué es el ‘porpoising’, el gran problema de los nuevos coches de Fórmula 1 para el que todos los equipos buscan solución.

P‘Porpoising’. Los aficionados a la Fórmula 1 harían bien en ir familiarizándose con ese palabro, porque promete ser protagonista, como mínimo, de los que queda de pretemporada y las primeras carreras del año. Y es que el ‘porpoising’ ha sido el gran enemigo a batir en los test de Montmeló.

El ‘porpoising’ es un problema aerodinámico derivado de la gran novedad que tienen los nuevos monoplazas de la Fórmula 1: el efecto suelo. Los coches ganan y pierden repentinamente la carga aerodinámica a alta velocidad en plena recta, provocando un efecto rebote que hacer perder un tiempo precioso.

Los daños colaterales del efecto suelo dan dolor de cabeza a los equipos de Fórmula 1

Esto fue lo que dio lugar a escenas como la de Charles Leclerc dando botes en plena recta de Barcelona-Catalunya. No fue el único, más bien se trataba de algo generalizado contra lo que todos los equipos están luchando. Y quien antes lo solucione es posible que tenga ventaja, al menos en las primeras carreras.

La mayor parte de la carga aerodinámica que generan los nuevos coches de la Fórmula 1 se produce en el suelo del monoplaza, lo que provoca que cuanto más pegado al asfalto vaya el coche más carga genera. El problema es que a alta velocidad se genera una succión del asfalto que corta el flujo del aire, sube la altura del coche y vuelve a reiniciar el proceso.

Ahora la pretemporada de la Fórmula 1 se ha convertido en una carrera contrarreloj para solucionar este problema. Los test de Baréin, que se disputan la semana que viene, van a estar completamente focalizados en el dichoso ‘porpoising’. Aunque en Barcelona ya vimos que hay quien lleva ventaja al respecto.

Uno de los equipos sobre los que más revuelo hay en torno a este asunto es Alpine. La escudería de Fernando Alonso identificó el ‘porpoising’ en el ‘filming day’ que hicieron antes de los test, pero cuando empezaron las pruebas ya no tenían ‘porpoising’, ni siquiera el primer día. Era como si lo hubiesen solucionado mágicamente.

En realidad, el ‘porpoising’ es fácil de evitar: basta con subir el suelo del coche. La clave es colocarlo en el punto exacto en el que limite el ‘porpoising’ sin perder mucha carga aerodinámica. No sabemos si es esto lo que hizo Alpine o que directamente sus velocidades punta fueron tan paupérrimas, no usaron ni DRS, que no generaban el ‘porpoising’.

Quien sí encontró una solución en los test de Barcelona fue Mercedes, que sufrió mucho con este problema en los dos primeros días pero lo limitó bastante el tercero. Puso un tirante fijador en la suspensión, entre la rueda y el suelo del monoplaza, para evitar el bamboleo. Y marcaron los mejores tiempos de la pretemporada.

“No es difícil desactivar el ‘porpoising’, lo difícil es no perder tiempo por vuelta en el proceso“, explicaba conciso Adrian Newey al respecto. Parece que McLaren también tiene bastante controlado el tema, y Mattia Binotto ha dicho que en Ferrari saben como solucionarlo, pese al espectacular vídeo de Leclerc.

De momento, todos los rivales señalan a Ferrari como el rival a batir en esta pretemporada, y el propio Carlos Sainz ha dicho que si solucionan el ‘porpoising’ tendrán un gran paquete. Otros equipos, como Alfa Romeo, reconocen que este efecto les pilló muy por sorpresa. Y eso que ellos son los únicos que no tienen un coche demasiado pesado este año.

1 Comment

  • antoni dssadasd
    Post Author
    Ashton Porter
    Posted abril 5, 2021 at 4:00 pm

    Etiam vitae leo et diam pellentesque porta. Sed eleifend ultricies risus, vel rutrum erat commodo ut. Praesent finibus congue euismod.

Responder a Ashton Porter Cancelar la respuesta

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?